LA TORRE BASALUZE DE TELEGRAFÍA ÓPTICA

mayo 24, 2016

Desde tiempos antiguos se conoce la existencia de torres de comunicación telegráfica en diferentes y estratégicos puntos de la geografía de Euskal Herria, formadas por sólidos torreones de piedra, utilizadas como estaciones telegráficas y desde las que los telegrafistas iban transmitiendo de torre en torre, precursores de lo que hoy es una extensa y sofisticada red de comunicaciones. Dos de estas torres se encuentran en Alsasua, siendo una de ellas la denominada torre de Basaluze.

Esta torre se localiza en la ladera noreste de la sierra de Urbasa, sobre el cruce de carreteras de Irubide. Su estructura de base cuadrada es de unos 7,3 metros.

El ingeniero militar español José María Mathé Aragua (1800-1875) ideó tres líneas telegráficas en el conjunto del Estado, las cuales estuvieron en funcionamiento durante parte de la segunda mitad del siglo XIX. Así la torre de Basaluze formó parte de la línea de telegrafía Madrid-Irún, compuesta por 56 torres. Esta línea fue construida entre 1844 y 1846 y en funcionamiento únicamente hasta 1855.

Desde la finalización de su actividad, la torre de Basaluze ha permanecido sin actividad, habiéndose visto afectada por el deterioro fruto del paso de los años pero manteniendo en pie la estructura. Es en el año 2019 cuando, tras la declaración de la torre de Basaluze como bien inventariado en el año 2017 mediante Resolución del Director General de Cultura-Institución Príncipe de Viana del Gobierno de Navarra, se procede a su completa restauración por parte de dicha Dirección General.


<< volver